Ahora 12 cuotas sin interés! Semana de la Madre hasta el 17/10

$2.116

12 cuotas sin interés de $176,33 10% de descuento pagando con Transferencia o Depósito bancario Ver más detalles
Entregas para el CP: Cambiar CP

Desde Almacén Litoral sabemos que elegir el hilado con el que confeccionar tus proyectos es una tarea difícil, por eso queremos ayudarte a seleccionar el más conveniente para tu tejido.

 

Si optaste por la lana de oveja, estás eligiendo un producto natural, que no contiene acrílicos, y dentro de estas, la lana Merino es la de mayor calidad y en particular, una lana de 18 micras es de la más extrema suavidad que podés encontrar (la calidad de la lana de oveja se mide sobre todo por sus micrones, de más bajo, a mas alto; en general en el mercado no vas a encontrar lana de menos de 18 micrones, y en general rondan los 24-28). La lana de oveja por si misma es térmica, anti bacterial, impermeable, te protege de los rayos UV y abriga muchísimo incluso tejiendo con hilados finos.

La lana merino es más suave y agradable al tacto que otras lanas, no irrita la piel como lo hace, para algunas personas, la lana de oveja de otras razas. 

Como todo hilado, hay multitud de variantes: desde bien finas con las que podrías tejer medias, guantes, sweaters finos, pasando por grosores medios ideales para bufandas, chalecos, pullovers, saquitos, a grosores XL ideales para bufandones, gorros, poleras, mantas, almohadones... 

Hay variedad de colores, plenos y matizados, blends con acrílicos, lana con sedablends de lana con algodónblends de lana con angorablends con llama Cada proyecto es único, elegí el hilado que más te guste y creá una prenda única!

¿Cómo cuidar tus prendas de lana?

En primer lugar, es una realidad que las fibras naturales requieren más cuidados que las sintéticas. ¿Por qué es asi? Las fibras proteicas animales (como las de Oveja, Llama, Mohair, etc), por su estructura y constitución, tienden a dañarse ante la fricción cuando están húmedas. Es por esto que es tan importante el cuidado al momento de lavarlas y secarlas.

¿Cuál es la forma recomendable para lavar una prenda de lana?

Sumergila en agua tibia tirando a fría y déjala reposar. Podés mover ligeramente la prenda y el agua y apretar y soltar suavemente la prenda para que penetre el jabón entre la trama. Podés cambiar el agua dos o tres veces, hasta que veas que sale limpia. También podés agregar suavizantes para otorgar brillo y suavidad.

Una vez limpia la prenda, podés escurrirla retorciéndola,  pero evitá que se roce consigo misma. 

La manera más segura de secarla es colocar una toalla seca desplegada sobre una mesada, y envolver la prenda (como haciendo un “chorizo” con ella), apretando bien fuerte para que la toalla absorba la humedad. Otra opción es un buen centrifugado del clásico Kohinoor, o en su defecto, un programa de centrifugado para lanas de un bien lavarropas.

A la hora de tenderla para el secado final, acomodala horizontalmente, en lugar de colgarla. ¿Por qué? El peso del agua en la prenda, va a deslizarse hacia abajo (por la gravedad) y tironear de la prenda, deformándola y dañando sus fibras. 

Evita el rayo de sol directo, algunos tintes, sobre todo los naturales, son fotosensibles y podrías perder color. Colgala siempre del reverso.

Preferí jabones y suavizantes neutros, naturales, y de ser posible, para ropa delicada o lana, y para lavado a mano.

Las prendas de lana son más delicadas, y más aún si son hechas a mano y con lanas artesanales.

¿No merecen acaso, por todo esto, tu cuidado y amor?


Sobre esta madeja:

Composición: Puro Merino 18 micras

Grosor: Fino / Sock

Metraje: 280 metros cada 100 gramos - 16.1 WPI

Aguja recomendada: 3.75-3

Peso de las Madejas

El precio de los Hilados es por Madeja. En el menú CANTIDAD podés ver y elegir entre los distintos tamaños de madejas disponibles. El precio varía según el peso de la madeja que elijas.